Escoge a Cristo. 

No importa lo que digan, mucho menos lo que piensan los demás. Siempre busca la aprobación de Dios y no la de las personas. Piensa que cada ves que decides hacer cambios en tu vida y establecer prioridades vas por muy buen camino. Aunque muchos se alejen durante el proceso no te preocupes, una y mil veces escoge a Cristo.

Por: Rubén Lubo 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s